Recordando a mi amado-Raquel Luisa Teppich

A Sergio, mi amor que mora junto a Dios y los Ángeles.







Cientos de días
sin ti bastión de mi existir.
Volaste de improviso
al paraíso eterno,
una fría noche de octubre.
La Primavera florida
se transformó en invierno cruel.
Caminos desiertos hasta encontrar
tu luz destellante que guía mi ruta.
Tu aroma inigualable,
nuestro nido de amor.
Mis mañanas,
mis tardes,
mis noches de amor
siguen siendo tuyas,
porque estas junto a mi.
Detienes lluvias,
creas arcoiris,
resguardando siempre tu querer.
Madrugadas de luna llena,
arribas con ellas para acariciar mi alma
transformándolas en diamantes majestuosos,
matizando coincidencias y besos .
¡¡¡ Cuatro años desnuda de tu ropaje,
cuatro años amándote más!!!

3 comentarios:

Angel Pablo Pinazo Astudillo dijo...

Raquel:
Verdaderamente una bella descripción melancólica de ese amor inolvidable que ya no está junto a tí.
Que viva eternamente en tu recuerdo.
¡Eso le bastará!.

Anónimo dijo...

Raquel, mi hermana de alma... Sabes bien retratar el dolor de la ausencia, de aquel que fue, que será tu eterno amor, y que aún distante sigue a tu lado. Simplemente divino... Un beso para ti, querida amiga. Antonieta Elias Manzieri

Kellypocharaquel dijo...

Gracias lili por publicar mi poema.Veo que no quedo insertado mi mensaje anterior. Feliz de estar aquí...Besos
Rquel Luisa Teppich