Dichoso-Santoamor







Deseoso de ti
prendí el lucero de la noche
naturalice al lobo de tu fábula
y lo retuve en tu pecho.

el perfume de esa piel
fue el bálsamo
y todo mi ser fue tuyo.
Satisfecho y afortunado
lleno de ardores
delicadamente
bebí tu crepúsculo.

Y como Dios sempiterno
salí al mundo
a repartir bendiciones

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Juan santoamor:
tu poema tiene imagenes muy fuertes que mesclada con el contexto del poema le dan la calidez que necesita el poema, como un oximoron entre la hoja blanca y el poema completo.
sigue adelante en dos años creciste a pasos agigantados.


Javier Contreras - Venezuela

julia del prado morales dijo...

A Juanito amigo, queriendo sus versos, Julia